Comentarios sobre el EVANGELIO DE MARCOS

CAMBIAR  DE PLANES (Lc 6, 30-34)

CAMBIAR  DE PLANES (Lc 6, 30-34) Los momentos sucesivos de este breve relato de Marcos al regreso de los apóstoles tras el envío de Jesús, y su profundo sentido en la dinámica del evangelio y del seguimiento cristiano, están bellamente expuestos en el comentario de Xavier PIKAZA a este evangelio, y casi me voy a limitar a transcribirlo: “Jesús quiere que sus

UN ÉXITO SIEMPRE SOSPECHOSO (Mc 6, 6-15)

UN ÉXITO SIEMPRE SOSPECHOSO (Mc 6, 6-15) Es curioso el contraste que nos presenta el evangelio de Marcos entre el fracaso estrepitoso de Jesús en su pueblo y entre los suyos, que va a hacerse extensivo a toda su predicación hasta llegar a la cruz, y el aparente “éxito” de sus discípulos cuando Él mismo los envía de dos en dos a

IMPOSIBLE PARA DIOS, NO PARA EL HOMBRE          (Mc 6, 1-6)

IMPOSIBLE PARA DIOS, NO PARA EL HOMBRE          (Mc 6, 1-6) Me permito volver del revés la conocida frase de Jesús respecto a la dificultad por parte nuestra de mantener una actitud de desprendimiento de las riquezas y la posibilidad de que “un rico entre en el Reino de los cielos”, ante el espanto de los discípulos, a quienes parece que entonces es

IRRADIAR  VIDA, REGALAR  LA SALVACIÓN (Mc 5, 21-43)

IRRADIAR  VIDA, REGALAR  LA SALVACIÓN (Mc 5, 21-43) Hay un nivel de bondad y de vida cristiana que supera el de las buenas intenciones e incluso nuestra firme voluntad de proponernos ayudar a los demás cuando somos capaces de llegar a desviarnos de nuestro personal camino para acercarnos al prójimo. Ese nivel más alto de bondad es el de hacer el bien

DORMIR EN LA TEMPESTAD (Mc 4, 35-41)

DORMIR EN LA TEMPESTAD (Mc 4, 35-41) Jonás dormía en medio de la tempestad provocada por su desobediencia y su rechazo a la misión que Dios le había encomendado, porque era consciente de que no tenía remedio, porque se sabía culpable y, por tanto, concluía que Dios, a quien había intentado burlar, ya había dictado sentencia condenatoria contra él, cuyas consecuencias le

OCULTO E INCONTENIBLE (Mc 4, 26-34)

OCULTO E INCONTENIBLE (Mc 4, 26-34) Las breves y expresivas parábolas de la semilla que crece y del grano de mostaza que pasa de lo ínfimo de su tamaño al esplendor de su cosecha  nos instruyen y a la vez nos alertan sobre dos rasgos fundamentales del mensaje evangélico del Reino: el de no juzgar por las apariencias, y el no dudar

TOCAR EL CIELO  (Mc, 16, 15-20)

TOCAR EL CIELO  (Mc, 16, 15-20) Todos sabemos y comprendemos sobradamente, que la Ascensión de Jesús no consiste en el hecho “físico” de que subió muy alto, como levitando hasta hacerse pequeño y distante a la vista de todos y desaparecer entre las nubes; sino que es la rotunda afirmación y constatación de que una vez resucitado ha llegado a la plenitud

LA TRANSFIGURACIÓN: UN MOMENTO DE LUCIDEZ (Mc 9, 2-10)

LA TRANSFIGURACIÓN: UN MOMENTO DE LUCIDEZ  (Mc 9, 2-10) ¡Hay tantos interrogantes en nuestra vida! ¡Tantas dudas e incertidumbres!  Hay tanta inseguridad y angustia en esa mirada nuestra penetrante y honda hacia el misterio de lo que somos, de nuestro “porqué” y nuestro “hacia dónde”; tantas preguntas sin respuesta aparente que nos envuelven en una niebla espesa, incómoda e hiriente, causándonos desasosiego

TENTACIONES (Mc 1, 12-15)

TENTACIONES  (Mc 1, 12-15) En el fondo podríamos decir que las verdaderas tentaciones surgen por la desconfianza y el temor, y se sustentan en el miedo y la duda. Evidentemente no hablo del miedo “físico”, ni siquiera del “psíquico”, sino del miedo a la libertad, del miedo a nosotros mismos y a nuestras decisiones y proyectos, del miedo a nuestra fragilidad y

A TODOS SIN EXCEPCIÓN (Mc 1, 29-38)

A TODOS SIN EXCEPCIÓN  (Mc 1, 29-38) En público y en privado. Por propia iniciativa o a petición de los solicitantes interesados. De forma espectacular o callada y silenciosamente. Jesús desborda gracia, bondad y misericordia allí donde está, y esté rodeado de una solemne asamblea cultual, que ha sido congregada oficial y ritualmente, o de una muchedumbre que acude espontánea y anárquicamente