Comentarios sobre el EVANGELIO DE MARCOS

OCULTO E INCONTENIBLE (Mc 4, 26-34)

OCULTO E INCONTENIBLE (Mc 4, 26-34) Las breves y expresivas parábolas de la semilla que crece y del grano de mostaza que pasa de lo ínfimo de su tamaño al esplendor de su cosecha  nos instruyen y a la vez nos alertan sobre dos rasgos fundamentales del mensaje evangélico del Reino: el de no juzgar por las apariencias, y el no dudar

TOCAR EL CIELO  (Mc, 16, 15-20)

TOCAR EL CIELO  (Mc, 16, 15-20) Todos sabemos y comprendemos sobradamente, que la Ascensión de Jesús no consiste en el hecho “físico” de que subió muy alto, como levitando hasta hacerse pequeño y distante a la vista de todos y desaparecer entre las nubes; sino que es la rotunda afirmación y constatación de que una vez resucitado ha llegado a la plenitud

LA TRANSFIGURACIÓN: UN MOMENTO DE LUCIDEZ (Mc 9, 2-10)

LA TRANSFIGURACIÓN: UN MOMENTO DE LUCIDEZ  (Mc 9, 2-10) ¡Hay tantos interrogantes en nuestra vida! ¡Tantas dudas e incertidumbres!  Hay tanta inseguridad y angustia en esa mirada nuestra penetrante y honda hacia el misterio de lo que somos, de nuestro “porqué” y nuestro “hacia dónde”; tantas preguntas sin respuesta aparente que nos envuelven en una niebla espesa, incómoda e hiriente, causándonos desasosiego

TENTACIONES (Mc 1, 12-15)

TENTACIONES  (Mc 1, 12-15) En el fondo podríamos decir que las verdaderas tentaciones surgen por la desconfianza y el temor, y se sustentan en el miedo y la duda. Evidentemente no hablo del miedo “físico”, ni siquiera del “psíquico”, sino del miedo a la libertad, del miedo a nosotros mismos y a nuestras decisiones y proyectos, del miedo a nuestra fragilidad y

A TODOS SIN EXCEPCIÓN (Mc 1, 29-38)

A TODOS SIN EXCEPCIÓN  (Mc 1, 29-38) En público y en privado. Por propia iniciativa o a petición de los solicitantes interesados. De forma espectacular o callada y silenciosamente. Jesús desborda gracia, bondad y misericordia allí donde está, y esté rodeado de una solemne asamblea cultual, que ha sido congregada oficial y ritualmente, o de una muchedumbre que acude espontánea y anárquicamente

UNA AUTORIDAD ASOMBROSA (Mc 1, 21-28)

UNA AUTORIDAD ASOMBROSA  (Mc 1, 21-28) Asombro y autoridad. Una autoridad insólita y extraordinaria, absolutamente soberana. El poder del Reino de Dios llegando hasta nosotros como acontecimiento liberador del mal, de Satanás y de la postración que implica… Desde el inicio, ese Reino de Dios cuya presencia y cercanía es pretensión de Jesús, se identifica con la autoridad de su persona y

CUMPLIMIENTO Y RUPTURA (Mc 1, 14-20)

CUMPLIMIENTO Y RUPTURA  (Mc 1, 14-20) Que se haya “cumplido el tiempo” implica que irrumpe algo nuevo. No se trata del asentamiento definitivo de un poder ahora por fin consolidado en un presente que es mera continuidad progresiva y consumación final de un pasado que lo iba gestando, sino del alumbramiento de otra realidad, apuntada y prometida, vislumbrada, pero cualitativamente distinta. Había

DIOS: PRESENCIA Y CERCANÍA (Mc 1, 7-11)

DIOS: PRESENCIA Y CERCANÍA (Mc 1, 7-11) Bautismo de Jesús como momento decisivo en la manifestación del Hijo de Dios, en la revelación divina que culmina en Él. En los evangelios se trata de hacerse manifiesto Dios en la persona de “ese Jesús” que acude a la llamada del Bautista, y ser reconocido como tal por la humanidad entera, sin ser un

CONTINUIDAD Y RUPTURA (Mc 1,1-8)

CONTINUIDAD Y RUPTURA (Mc 1,1-8) El abrupto comienzo del evangelio de Marcos es, tal como dice Tom WRIGHT, como un jarro de agua fría que se arroja a alguien mientras duerme, para así despertarlo de golpe de forma seca,  inesperada y contundente, y sin posibilidad de reacción: no hay opción, ya no puedes seguir durmiendo tranquila y sosegadamente; y al no poder

UNA ESPERA ILUSIONADA Y APASIONANTE (Mc 13,33-37)

UNA ESPERA ILUSIONADA Y APASIONANTE       (Mc 13,33-37) Tomar la vida no como una maldición, ni como una sucesión de descontentos o una carrera de frustraciones y desengaños; no como una fatalidad impuesta o la triste evidencia de una impotencia paralizadora: ni ingenuidad ni resignación. Una convocatoria libre y abierta a lo imprevisible en un horizonte de dicha, de gozo y de esperanza.