General

COMPLETA DISPONIBILIDAD  (Mt 24, 37-44)

COMPLETA DISPONIBILIDAD  (Mt 24, 37-44) La bien sabida por todos nosotros, pero casi siempre voluntariamente olvidada o silenciada, ignorancia sobre el momento definitivo de nuestra vida: el del fin de la provisionalidad terrena y la consumación de la incorporación “al Reino de Dios” por medio de la muerte, con frecuencia nos inquieta; pero tal momento “final” no podemos ni tenemos que eludirlo,

PLEGARIA EUCARÍSTICA para EL PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

PLEGARIA EUCARÍSTICA -I DE ADVIENTO- Afirmamos con rotundidad, ¡Oh Padre! lo justo y necesario que es agradecerte tu constante llamada a la sensatez y a la cordura en medio de este mundo de recelos, desconfianzas y rivalidad, a través de la vida de tu Hijo, Jesucristo, de su llamada a la vigilancia y del regalo del Espíritu Santo, que nos hace conscientes

¿QUIÉN ESTÁ EQUIVOCADO?  (Lc 23, 35-43 )

¿QUIÉN ESTÁ EQUIVOCADO?  (Lc 23, 35-43 )  ¿Cristo Rey?¿Un rey coronado de espinas?¿Una realeza cuyo trono es la cruz?¿Un monarca que promulga una sola “ley” solemnemente, mostrándola hasta la saciedad con palabras y acciones, la ley del amor; y que, sin embargo, no nombra jueces, policía y autoridades que obliguen a respetarla?¿Un poder absoluto, el “real”, que no sabe ni quiere imponerse, ni

CONFIANZA ABSOLUTA  (Lc 21, 5-19)

CONFIANZA ABSOLUTA  (Lc 21, 5-19) A lo largo de nuestra vida, tal y como ha ocurrido a lo largo de toda la historia, cualquier agorero o “iluminado” milenarista nos puede sorprender anunciando el fin del mundo, la catástrofe universal o una visión apocalíptica espeluznante y pretendidamente profética. Como creyentes, no necesitamos nunca argumentar en contra o entrar en una polémica provocadora e

OTRA VIDA (Lc 20, 27-38)

OTRA VIDA (Lc 20, 27-38) Jesús ya ha entrado en Jerusalén. Allí se va a consumar su vida. Allí se va a consumir su vida por nosotros. Y es desde esa perspectiva definitiva de rebosamiento de amor por todos, de entregarse plenamente al misterio de Dios en el que ha estado sumergida su existencia, desde la que debe responder todavía a nuevas

PLEGARIA EUCARÍSTICA -Día de Difuntos-

PLEGARIA EUCARÍSTICA -DIFUNTOS- Levantemos ahora el corazón y demos gracias a nuestro Dios, porque es justo y necesario agradecer sus dones y celebrar su presencia. Porque nos sabemos parte de una multitud de seres creados,   tejidos de una materia débil e impotente, pero llamados a una realidad que nos trasciende. Por eso cantamos con júbilo: SANTO, SANTO, SANTO… Sólo Tú eres Santo,

HACER EL RIDÍCULO POR VER A JESÚS  (Lc 19, 1-10)

HACER EL RIDÍCULO POR VER A JESÚS  (Lc 19, 1-10) No temer que se burlen de mí por mi irreprimible deseo de acercarme a Jesús, un deseo tan profundo y apremiante, y que surge con tal intensidad al saber lo cerca de mí que está en cada momento, ahora y aquí, que me impulsa a algo tan ridículo e incluso bochornoso para una

¿PRESUMIR ANTE DIOS?… ¿O RECONOCER LO QUE SOMOS?  (Lc 18, 9-14)

¿PRESUMIR ANTE DIOS?... ¿O RECONOCER LO QUE SOMOS?  (Lc 18, 9-14) “Volver justificado del templo”, como dice Jesús, significa, simplemente, haber agradado a Dios y, con ello, poder acceder a la salvación. Y para agradar a Dios hemos de desagradarnos profundamente a nosotros mismos, constatando nuestra impotencia y nuestra debilidad, nuestra tibieza y cobardía… El fariseo “satisfecho”, que se pretende “justo”, escrupuloso

NI VIUDAS NI JUECES; NI JUECES NI VIUDAS        (Lc 18, 1-8)

NI VIUDAS NI JUECES; NI JUECES NI VIUDAS   (Lc 18, 1-8) En la aplicación de la parábola del juez inicuo, que pone Lucas en boca de Jesús, la intención está expresada sin duda posible: se nos pide respecto a nuestra oración la insistencia y constancia de la viuda “para no desfallecer nunca”. Pero, como en la mayoría de las parábolas, e incluso