Comentarios sobre el EVANGELIO DE LUCAS

SOBRAN LAS PALABRAS (Lc 23, 1-49)

SOBRAN LAS PALABRAS (Lc 23, 1-49) Es, sin lugar a dudas, lo primero que uno piensa cuando lee o escucha el relato de la Pasión: sobran las palabras. Voy a intentar hacer realidad esa evidencia. Pero en lugar de referirla al conjunto del relato, quiero aplicarla, escuetamente, al detalle intencionado del evangelio de Lucas cuando no duda en resaltar significativamente: “Desde aquel

UNA PARÁBOLA INAGOTABLE (Lc 15, 11-32)

UNA PARÁBOLA INAGOTABLE (Lc 15, 11-32) La parábola de san Lucas, que hemos venido en llamar de diferentes maneras: “del hijo pródigo”, “del hijo perdido”, “del padre misericordioso”… es una de las narraciones considerada por muchos una cumbre literaria y evangélica difícil de superar en expresividad, belleza y profundidad; y condensa de modo tan delicado e impactante el mensaje de Jesús, que

IMPREVISIÓN Y PACIENCIA (Lc 13, 1-9)

IMPREVISIÓN Y PACIENCIA (Lc 13, 1-9) Como vivimos tan preocupados, casi obsesionados, por poder llevar a cabo nuestros proyectos, cumplir nuestros objetivos, y conseguir realizar nuestros más nobles deseos (con frecuencia también los que no son tan “nobles”…), nuestras personas y toda nuestra sociedad navegan con un ritmo acelerado en medio de un mundo de prisas, de impaciencia y de ansiedad. Más

EL ÚNICO PORTAVOZ DE DIOS  (Lc 9, 28-36)

EL ÚNICO PORTAVOZ DE DIOS  (Lc 9, 28-36) -Transfiguración- Las deslumbrantes señas de identidad de Jesús como enviado de Dios y su máximo profeta, con su insobornable e irrevocable decisión de “ir a Jerusalén”, se convierten allí en estigmas de pasión y cruz, en las marcas eternas de la personalidad de Dios cuando ha decidido ser “uno de nosotros”. Subir al monte

TENTACIONES (Lc 4, 1-13)

TENTACIONES (Lc 4, 1-13) "No sólo de pan vive el hombre"... Únicamente aprobamos y suscribimos todos las profundas y significativas palabras de la respuesta de Jesús a la primera de las tentaciones de Satanás, cuando renunciamos con gran fuerza de voluntad y nos proponemos con una firmeza casi inquebrantable (y digna de mejores causas…) tantos sufridos y estrictos regímenes, dietas y privación

CEGUERA Y TERQUEDAD  (Lc 6, 39-45)

CEGUERA Y TERQUEDAD  (Lc 6, 39-45) La ceguera es una limitación inevitable para la persona; mientras que la terquedad es una ceguera voluntaria y una incapacidad “voluntaria”, ignorada torpemente por quien la padece. Expresivamente, Jesús, con su llamada profunda a la lucidez  y a la compasión, cura a los ciegos y pone en evidencia y solivianta con sus advertencias a los tercos…

LA UTOPÍA DEL REINO: LA FASCINACIÓN DE LO IMPOSIBLE  (Lc 6, 27-38)

LA UTOPÍA DEL REINO: LA FASCINACIÓN DE LO IMPOSIBLE  (Lc 6, 27-38)      Jesús no hace nunca concesiones en su llamada y convocatoria al seguimiento, ni tampoco en lo que significa e implica incorporarse a su evangelio y a ese Reinado de Dios que anuncia: es, efectivamente, el de lo aparentemente imposible, inalcanzable… Y no por ser inaccesible o lejano, sino

VOLVIENDO ESTE MUNDO DEL REVÉS (Lc 6, 17-26)

VOLVIENDO ESTE MUNDO DEL REVÉS (Lc 6, 17-26) La tesis teológica tradicional en tiempos de Jesús, tesis generalizada a lo largo del espacio y del tiempo en prácticamente todas las culturas religiosas, y que llega de forma más o menos larvada hasta nuestros días, afirmaba que Dios protege al justo y lo bendice con una vida abundante y feliz en este mundo;

ESCEPTICISMO Y CONFIANZA  (Lc 5, 1-11)

ESCEPICISMO Y CONFIANZA  (Lc 5, 1-11) Cuando alguien pretende darnos lecciones o consejos sobre lo que constituye nuestra actividad profesional o nuestra “especialidad” y nuestro conocimiento para las tareas habituales en las que somos expertos, siendo él un profano en la materia, la cual nunca ha sido de su interés ni de su competencia, porque su vida transcurre distante y al margen

CUANDO HABLA JESÚS  (Lc 4, 21-30)

CUANDO HABLA JESÚS  (Lc 4, 21-30) Cuando uno mira a Jesús con los ojos fijos y pendientes de él, expectante ante las palabras que puedan salir de su boca, es porque adivina que esas palabras que está a punto de pronunciar no pueden dejarle indiferente. En esos instantes de espera tensa e ilusionada le estamos anticipando a Jesús una conformidad y una