Archivos mensuales: noviembre 2019

¿VIDA ETERNA? ¿PARA QUÉ? (Lc 20, 27-38)

Según los testimonios de la época, parece ser que los saduceos, como muchos otros devotos de ayer y de hoy, no se inquietaban mucho por “la resurrección de los muertos” y “la vida eterna”. Bien instalados como estaban en este mundo, ocupando los puestos destacados y gozando de todas las ventajas aquí en la tierra, preferían relegar el  supuesto de un futuro

MÚSICA PROFUNDA

https://youtu.be/B1GMSlfKAzE?list=TLPQMDgxMTIwMTm1HEz_EmCEwA La música religiosa de Mendelssohn es de una intensidad y una calidad musical y vocal extraordinaria, que vale la pena escuchar... Textos y música son de una belleza y finura admirables. 1. Lauda Sion Salvatorem, Lauda ducem et pastorem In hymnis et canticis. Quantum potes, tantum aude, Quia maior omni laude, Nec laudare sufficis. 2. Laudis thema specialis Panis vivus et

Por |2019-11-08T12:03:56+01:00noviembre 8th, 2019|General, Música Profunda, Oraciones y música|Sin comentarios

LA ÚNICA CERTEZA

Una de las inquietudes más acuciantes de nuestra vida y que condiciona gran parte de nuestro tiempo y mucho esfuerzo por parte de nuestra voluntad es la búsqueda de seguridad. Hemos convertido en obsesión el deseo de minimizar el riesgo. Y no me refiero sólo a las seguridades materiales, cuya previsión hemos extendido a todos los ámbitos y actividades, desde las más

Por |2019-11-04T19:14:10+01:00noviembre 4th, 2019|General|Sin comentarios

MÚSICA PROFUNDA

https://youtu.be/4Q2D36G0aUw El de Johannes BRAHMS es un Réquiem excepcional. Desde los escogídisimos textos de la Sagrada Escritura, seleccionados por él mismo, y acompañados de su música prodigiosa, el Deutsches Réquiem es una portentosa llamada a la serenicad y a la dicha, a la esperanza y confianza absoluta en la trascendencia y en la divinidad, frente a la realidad siempre inquietante de la

Por |2019-11-03T19:49:50+01:00noviembre 4th, 2019|General, Música Profunda, Oraciones y música|Sin comentarios

EXPECTACIÓN ¿Y DECEPCIÓN? (Lc 19, 1-10)

A ninguno de los habitantes de Jericó podía pasarle por la cabeza, cuando Jesús llega a su ciudad, camino de Jerusalén (según lo narra Lucas), tras la expectación despertada por su persona, el júbilo con el que es recibido, y el entusiasmo que han provocado las curaciones milagrosas que ha hecho a su entrada, que no vaya a detenerse allí a pasar