CICLO LITÚRGICO A

PENTECOSTÉS (Act 2,1-11 y Jn 20,19-23)

PENTECOSTÉS  (Act 2,1-11  y  Jn 20,19-23) Pentecostés es tomar conciencia y asumir por fin de modo decisivo y ya irrenunciable la experiencia radical cristiana, lo experimentado y vivido en Jesús, con Jesús y por Jesús: hacer posible lo imposible, acceder a la utopía. Cualquier otra posible consideración del acontecimiento narrado novelescamente por Lucas (tal como hizo también con la Ascensión de Jesús al cielo), puede revestir un gran

¿ASCENSIÓN?: DESCENSO A LO PROFUNDO (Act 1, 1-11 y Mt 28, 16-20)

¿ASCENSIÓN?: DESCENSO A LO PROFUNDO    (Act 1, 1-11 y Mt 28, 16-20) ¿”Ascensión” o “inmersión”? ¿Cuándo “llegó” Jesús “al Cielo”? ¿Cuando “subió” poéticamente en las nubes o cuando, realmente, se hundió en la cruz?  ¿”Milagrito al uso” o abismo de misterio? ¿Manifestación gloriosa o profundidad insondable e inverificable? ¿Por qué esa pintoresca alucinación de “efectos especiales”? ¿Es que ha de ser la fantasía hollywoodiense la que me mueva a

HACIA EL FUTURO, SIEMPRE A LA ESPERA (Jn 14, 15-21)

HACIA EL FUTURO, SIEMPRE A LA ESPERA    (Jn 14, 15-21) Aceptar la propuesta de Jesús y su “evangelio” es dar un decidido paso hacia el futuro y definir nuestra vida en función de él, y no en función de nuestra biografía ni de nuestro “pasado”. El discipulado no se define tanto por un peculiar conocimiento (la “sabiduría de las cosas de Dios” es algo distinto), como por una esperanza. Es verdad

¿FRACASO ABSOLUTO? (Jn 14, 1-12)

¿FRACASO ABSOLUTO?  (Jn 14, 1-12) El fracaso más estrepitoso y contundente de Jesús no es el de la cruz. Eso se veía venir. Todos lo presienten e incluso le advierten para que sea precavido. Él mismo cuenta con ello y lo manifiesta claramente con mucha antelación, enfrentándose al ingenuo optimismo de algunos de sus propios discípulos. Incluso la falta de aceptación por parte de las

LA PUERTA Y LAS OVEJAS (Jn 10, 1-10)

LA PUERTA Y LAS OVEJAS  (Jn 10, 1-10) El mensaje en sí es extremadamente claro y sencillo. El que Jesús nos diga que Él es “la puerta de las ovejas” significa que no hay otra alternativa: Él es la entrada a ese “otro mundo” del que nos habla y al que nos convoca. Con más precisión: Él es el único acceso a

COMPAÑERO DE CAMINO (Lc 24, 13-35)

COMPAÑERO DE CAMINO (Lc 24, 13-35)  La muerte de Jesús constituye una innegable y cruel decepción imposible de disimular: “Nosotros creíamos que ese Jesús…”, “Nosotros esperábamos que Él...”  Lo teníamos por un gran caudillo, el anhelado e invencible Mesías, imponente cuando llegara el momento… Y resulta que es un simple compañero de camino… Pero, ¿qué “creíamos” y qué “esperábamos”?... Durante toda su

¿DÓNDE ESTÁ EL MIEDO? (Jn 20, 19-31)

¿DÓNDE ESTÁ EL MIEDO?  (Jn 20, 19-31) “…los discípulos estaban reunidos con las puertas cerradas por miedo a los judíos…” El miedo nos es tan indispensable como la alegría. Ambos forman parte de lo humano, y no podemos vivir como personas prescindiendo de ninguno de los dos. En concreto, el miedo nos advierte, nos alerta ante el riesgo y el peligro; y es así fuente

PASCUA: LIBERTAD Y LIBERACIÓN

PASCUA: LIBERTAD Y LIBERACIÓN Si hay una experiencia humana básica ligada a la Pascua, evidentemente es la de la libertad. Y nosimplemente la del concepto o la conciencia de su carácter definidor de nuestra persona, trasfondo de nuestra identidad humana, sino la de su concreción en la vida, en la praxis y en el día a día, la experiencia de liberación. Pascua es sinónimo de liberación, de hacer

Por |2020-04-12T09:12:09+01:00abril 12th, 2020|Artículos, CICLO LITÚRGICO A, General|Sin comentarios

CRUCIFICADO POR LA FORMA EN QUE COMÍA

CRUCIFICADO POR LA FORMA EN QUE COMÍA… Aunque la cita sea larga y pueda parecer fuera de lugar desconectada de su contexto mucho más amplio y elaborado en el capítulo referente a la eucaristía y la vida cristiana (creo que lo más adecuado hubiera sido incluir todo el capítulo, pero su extensión lo impide), me permito con motivo del Jueves Santo copiar

“PASIÓN” COMO FORMA DE VIDA (Ante la Semana Santa)

“PASIÓN” COMO FORMA DE VIDA                  (Ante la Semana Santa) ​ Hay dos modos de vivir la vida como “Pasión”. Y Jesús vivió los dos. Uno es el célebre y conocido, el que recordamos todos los años “litúrgicamente” con solemnidad, y puede que todos los días cuando miramos la cruz o loconsideramos en nuestro pensamiento o en

Por |2020-04-02T15:40:00+01:00abril 2nd, 2020|Artículos, CICLO LITÚRGICO A, General|2 Comentarios