juanleon

Acerca de juanleon

Este autor no presenta ningún detalle.
Hasta ahora juanleon ha creado 416 entradas de blog.

BREVEMENTE

BREVEMENTE Todos hemos repetido infinidad de veces las sabias palabras de Ben Sirá (el Qohelet), afirmando que “todo tiene su momento”,  y que “hay tiempo para hablar y tiempo para callar”…; pero casi siempre las utilizamos a posteriori, para justificar uno de esos dos momentos contrapuestos, cuando ya lo hemos practicado. Yo querría hacerlo ahora para aplicarlas a priori y, después de

Por |2022-05-19T16:13:25+01:00mayo 19th, 2022|Artículos, General|1 comentario

PASTORES EN LUGAR DE “SACERDOTES”  (A propósito del cap.10 de Jn)

PASTORES EN LUGAR DE “SACERDOTES”  (A propósito del cap.10 de Jn) La relación entre “el Buen Pastor” y el sacerdocio levítico oficial, representado culminantemente en “el Sumo Sacerdote”, es de oposición. Es justamente el sacerdocio oficial quien condena a muerte al pastor “que conoce a sus ovejas” y que “da la vida por ellas”… No hay, pues, en apariencia, conciliación posible entre la

COMPLACER AL OTRO (Jn 21, 1-11)

COMPLACER AL OTRO (Jn 21, 1-11) Al igual que el relato conclusivo del evangelio de Juan fantasea claramente en torno a “pesca milagrosa”, apariciones de Jesús resucitado, y actitud de los discípulos; quiero yo también leer con fantasía el pasaje, poniéndolo en paralelo precisamente con ese mismo milagro (u otro similar, porque no se trata ahora de análisis exegéticos o de hermeneútica

PASCUA: VIVIR PARA MORIR, MORIR PARA VIVIR

PASCUA: VIVIR PARA MORIR, MORIR PARA VIVIR Que, en resumidas cuentas, el aparente único objetivo de nuestra vida es llegar al momento de la muerte, es algo que toda persona sabe desde que tiene uso de razón y es capaz de asumir una identidad personal, cuya consciencia le sumerge más o menos profunda e intencionadamente en el misterio de la vida. La

DESCONFIAR DE LOS HERMANOS  (Jn 20, 19-31)

DESCONFIAR DE LOS HERMANOS  (Jn 20, 19-31) Estamos tan acostumbrados a considerar a Tomás como el prototipo de la duda respecto a la resurrección de Jesús, con el famoso “si no lo veo, no lo creo”, que resumimos de uno u otro modo el sentido de ese relato evangélico de san Juan en una invitación a no pedir nunca pruebas a Dios,

PLEGARIA EUCARÍSTICA -VIGILIA PASCUAL-

PLEGARIA EUCARÍSTICA-VIGILIA PASCUAL- Es justo y necesario, Señor, aclamar tu nombre y bendecirte en esta noche santa, Vigilia de la Pascua. Dejamos un cadáver en lo hondo del sepulcro, envolviendo en el sudario el misterio de ese Jesús, aparentemente vencido para siempre. Pero en lo profundo de la muerte germinó la vida, y la noche se nos convirtió en día. Por eso

EL VACÍO DE DIOS (Cruz y vida…)

EL VACÍO DE DIOS (Cruz y vida…) Poseer la vida en plenitud con el único objeto de poder renunciar a ella de modo total y absoluto, convirtiéndose en nada, desaparecer, morir; y, aún más: estar muerto… Porque morir es algo experimentable, vivido hasta ese preciso instante de estar ya muerto, inánime, materialidad física sin persona, una cáscara vacía… Y entregar la vida”,

PLEGARIA EUCARÍSTICA -Jueves Santo-

PLEGARIA EUCARÍSTICA -Jueves Santo- Es justo y necesario, siempre es bueno, Padre, darte gracias por tu misericordia y tu bondad, y bendecirte hoy alrededor de esta mesa al celebrar este Jueves Santo como familia de tu Hijo, reunida en este memorial de la Cena del Señor. Todos los días hemos de darte gracias, porque nos sostienes en tus manos, nos guardas en

SOBRAN LAS PALABRAS (Lc 23, 1-49)

SOBRAN LAS PALABRAS (Lc 23, 1-49) Es, sin lugar a dudas, lo primero que uno piensa cuando lee o escucha el relato de la Pasión: sobran las palabras. Voy a intentar hacer realidad esa evidencia. Pero en lugar de referirla al conjunto del relato, quiero aplicarla, escuetamente, al detalle intencionado del evangelio de Lucas cuando no duda en resaltar significativamente: “Desde aquel

PLEGARIA EUCARÍSTICA -Domingo de Ramos-

PLEGARIA EUCARÍSTICA -Domingo de Ramos- Es en verdad justo, Señor, el darte gracias, porque tu Hijo por nosotros, como Cordero sin mancha se entregó a la muerte en la cruz, ofreciéndose en sacrificio para rescatarnos y perdonar nuestros pecados. En su resurrección fuimos justificados e incorporados a tu Reino para siempre. Por eso, desbordantes de gozo y gratitud te proclamamos Santo y