ORAR CON LA BIBLIA

¡Ánimo, hijos, gritad a Dios!

Que el que os castigó se acordará de vosotros.

Si un día os empeñasteis en alejaros de Dios,

volveos a buscarlo con redoblado empeño.  

El que os mandó las desgracias, 

os mandará el gozo eterno de vuestra salvación. 

¡Ánimo, Jerusalén! 

El que te dio su nombre te consuela…

Mira hacia levante, Jerusalén, 

contempla el gozo que Dios te envía. 

Ya llegan los hijos que despediste, 

reunidos por la palabra del Santo 

en oriente y occidente; ya llegan 

alegres y dando gloria a Dios. 

Jerusalén despójate de tu vestido 

de luto y aflicción 

y vístete las galas perpetuas

de la gloria que Dios te da, 

envuélvete en el manto 

de la justicia de Dios 

y ponte en la cabeza la diadema 

de la gloria del Eterno;

porque Dios mostrará tu esplendor

a cuantos viven bajo el cielo. 

Dios te dará un nombre para siempre:

”Paz en la Justicia, Gloria en la Piedad”

Ponte en pie, Jerusalén, sube a la altura,

mira hacia oriente y contempla a tus hijos,  

reunidos de oriente y occidente a la voz del Santo,

gozosos invocando a Dios.

A pie se marcharon, conducidos por el enemigo, 

pero Dios te los traerá con gloria 

como llevados en carroza real. 

Dios ha mandado abajarse a los montes elevados 

y a las colinas encumbradas,

ha mandado llenarse a los barrancos 

hasta allanar el suelo,  

para que Israel camine con seguridad 

guiado por la gloria de Dios; 

ha mandado al boscaje y a los árboles aromáticos

hacer sombra a Israel.  

Porque Dios guiará a Israel con alegría 

a la luz de su gloria, 

con su justicia y su misericordia.

Ba 4,27-5,9

Por |2020-05-05T13:56:10+01:00mayo 5th, 2020|Oraciones y música, Orar con la Biblia|Sin comentarios

Deja tu comentario