Deuteronomio 4, 29-31



Busca al Señor, tu Dios,
y lo encontrarás si lo buscas de todo corazón
y con toda el alma.
Cuando al cabo de los años
te alcancen y te estrechen todas estas maldiciones,
volverás al Señor, tu Dios, y lo obedecerás.
Porque el Señor, tu Dios, es un Dios compasivo:
no te dejará,
ni te destruirá,
ni olvidará el pacto que juró a vuestros padres.



Dt 4, 29-31


Por |2019-06-27T20:56:45+01:00junio 27th, 2019|General, Oraciones y música, Orar con la Biblia|Sin comentarios

Deja tu comentario